ESTE ES EL ÚLTIMO VERANO

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 10 segundos

Muchos no conocerán a Santiago Niño. Para no extendernos en demasía quien es este ilustre español, sólo apuntaremos que es economista y fue, el que en su día, anticipó la crisis del 2008. Bien, el economista Santiago Niño vuelve anticipar otro periodo de crisis que podría ser peor que el anterior. Aunque en CANAL 5TV también vamos anunciando el fatal futuro económico español, parece que la sociedad no es consciente de lo que tenemos a la vuelta de la esquina. El propio Santiago Niño ya lo ha dicho y no ha dejado indiferente a nadie. Estamos ante el último verano. Estamos ante un desastre económico como nunca hemos vivido. Y los precios de los carburantes son sólo la chispa que comenzará arder el sur de Europa.

Con el aumento de la prima de riesgo en los países del sur y el anuncio del banco central europeo de que no comprará más deuda, se prevé un aumento de la presión en nuestra economía y nos augura un otoño muy convulso para todos. O para casi todos, ya que para este gobierno regalar dinero es su mayor satisfacción. Vamos, que no parecen enterarse de lo que se nos viene encima.

Al margen de todo ello, el pueblo debemos tener en cuenta que esta previsión sobre la económica no es una posibilidad, sino para nuestra desgracia una realidad. Agárrense los machos porque viene curvas. Y mientras los gobiernos nos hacen creer que toda la escasez y la subida de precios es por culpa del conflicto bélico de marras, muchos sabemos que España está siendo absorbida por países extranjeros y pronto viviremos en nuestras carnes este hecho.

Veremos como muchas familias no llegarán a final de mes, hecho que ya está ocurriendo, no podrán pagar sus deudas contraídas, no podrán salir, disfrutar ni vivir. Fuera de toda lógica, los medios de comunicación al servicio del régimen ya han recibido órdenes de silenciar u ocultar todo lo que se nos viene encima a los españoles en términos económicos… Pero no se preocupen, nuestros políticos, con toda normalidad y contra toda lógica, no se harán responsables de la próxima crisis, y continuarán despilfarrando nuestro dinero. Y si hay que culpar alguien de esta situación, cosa que harán sin ninguna duda, dirán que es por culpa del conflicto bélico, el cambio climático o lo que es peor, nos culparán a nosotros por vivir por encima de nuestras posibilidades.

En realidad, el pueblo no vive por encima de sus posibilidades, ni tampoco es responsable de lo que sucede en el mundo. El responsable o responsables son aquellos que pasean su cara curtida en centros de belleza por nuestras ciudades. Eso que dicen que están para mejorar nuestras vidas y los que están gestionando nuestros impuestos en asuntos para nada útiles para el común de los españoles. Esos son los culpables reales de esta historia. Nosotros no creamos crisis, no provocamos escasez, ni tan siquiera, aunque quieran lavarnos el cerebro, el cambio climático es real. Y menos por culpa nuestra.

Si hablamos de economía, es nuestra obligación anunciar oficialmente que en otoño comenzaremos a vivir una crisis como nunca hemos conocido, sin olvidar que tenemos un sector primario agonizante. Un sector azotado por grandes corporaciones y razas políticas. Estos son los que han hundido nuestra economía, nuestro modo de vida, nuestra cultura y nuestro producto autóctono. Las naranjas valencianas sin ir más lejos se están pudriendo en el suelo, el Almería no pueden más, y en el norte no quieren cosechar ningún producto ya que les supone una pérdida económica brutal. A pesar de todo, el gobierno español sigue fiel a los acuerdos de importación europea de productos del norte de áfrica mientras los nuestros se pudren en los márgenes de las carreteras. Y además no se pierdan que estos productos que vienen de fuera, los pagamos a precio de oro… Es un sin sentido.

Este otoño será un otoño duro para todos como decíamos. No sólo porque el banco central europeo no comprará más deuda a España, sino porque los transportistas anuncian nuevas movilizaciones y paros generales. Recuerden que a los transportistas no les sale a cuenta mover su camión para servir. Y ojo que si cae el sector del transporte cae todo. No sabemos hasta que punto son importantes este sector en nuestra sociedad.

Miren, mientras este gobierno nos encerró ilegalmente a principios del 2020, el sector del transporte no dejó de trabajar ni un solo día. Y es ahora cuando la sociedad debe apoyarlos sin fisuras porque ellos hicieron mucho por todos nosotros en su momento. Recuerdo con rabia como a las 8 de la tarde muchos salían a los balcones aplaudir a los sanitarios, pero nadie se acordó de los transportistas ni del sector primario. Les aseguro que ellos no quieren aplausos, ni antes ni ahora, lo que los agricultores, ganaderos, pescadores y transportistas quieren, es que abran los ojos de una vez y los acompañemos en sus reivindicaciones diarias.

Oigan, ser activo en las redes sociales está bien, pero ahora toca salir a la calle con los agricultores, pescadores, ganaderos y transportistas. A todos nos gusta llegar al supermercado y encontrar todo en las estanterías cada día y que no nos falte de nada ¿Verdad? Pues esto se va a terminar lamentablemente si no hacemos algo y ya. O ponemos toda la carne en el asador, o literalmente se nos va la vida. Y una cosa más, cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, sería bueno que os pongáis al lado del pueblo. Sólo así mejoraremos la vida de todos. ¡Elegid bien el bando!

Julio García
Dtor. CANAL 5TV